1 junio, 2021
Header-Auravant-Maiz-1.jpeg

Nota realizada por auravant

Hablamos con Joaquín Deagustini, de Asesoragro, sobre cómo hace agricultura de precisión con nuestra plataforma y agrega valor a sus clientes de 9 de Julio, Rojas y Vedia (Buenos Aires, Argentina).

Trabaja con Auravant desde hace tres años y forma parte de nuestra Red de Partners, actualmente usa la plataforma en más del 80 % de la superficie asesorada y estima tener cargado el 90 % para el año próximo. De esta manera, Asesoragro logra ahorros significativos en insumos, obtiene información precisa y brinda valor agregado a sus clientes haciendo agricultura digital.

La empresa brinda asesoramiento agronómico integral en la zona de 9 de Julio, Rojas y Vedia (Buenos Aires, Argentina) y forma parte de AAPRESID y AAPPCE. Conversamos con Joaquín Deagustini, asesor de la compañía, sobre cómo usa Auravant en su trabajo diario y los beneficios que le encuentra nuestra plataforma.

– ¿Cómo están usando la plataforma actualmente en Asesoragro?

– Hoy en día, asesoramos más de 35 mil hectáreas y tenemos más de 25 mil netamente con la plataforma cargada. Y en esa superficie, contamos con todo tipo de casos. Tenemos clientes que se vuelcan a lo que es agricultura de precisión, fertilizaciones variables, siembra variable.

También tenemos clientes que utilizan más la plataforma, porque tienen más superficie: se les cargan la lluvia, los registros de campos. Muchas veces venían con el problema de que llegaban al campo y no sabían qué había pasado en el lote. Porque son clientes que tal vez tienen 40 lotes. Ahí surgió nuestra oferta de hacerles todo lo que llamamos “digitalización de la información”, que consiste en estar de la mano con el encargado del campo, porque mayormente damos las órdenes. Decimos qué es lo que hay que hacer en el lote y vamos cargando toda la información, desde la fecha de siembra: qué densidad se usó, qué semilla, variedad y profundidad, con cuánto fertilizante fue o qué productos se aplicaron para controlar maleza o plagas. De esa forma, el cliente hoy en día puede abrir la aplicación, ir al lote y ya sabe todo el historial. Algunos tienen la carga de datos desde 2019 a la fecha y es una cantidad de información que, para nosotros y para el cliente, es muy bueno tener toda junta.

– Ustedes encontraron una manera muy clara de mostrarle la eficiencia de las labores variables a los clientes manifestando los kilos ahorrados en dólares

– Es una forma de que lo vean de una forma más concreta y se sienten muy atraídos. Porque cuando uno pone más tecnología en el agro, los números son mejores. Tenemos casos en los que hemos hecho todas las labores variables posibles: aplicaciones, fertilizaciones, siembras, todo en la misma campaña, y, si las juntamos, nos da un resultado de más de 40 dólares por hectárea. Si lo extrapolamos a lo que es el agro y sus costos, es muchísimo.

– ¿Este ahorro de 40 dólares/ha se da con algún cultivo en especial?

– En maíz más que nada, porque nos permite hacer una siembra variable y tener el impacto que genera un uso más eficiente de una semilla muy costosa. En ese caso, hicimos siembra con semilla variable, con el fósforo fuimos en línea a la siembra variable y después se hicieron dos aplicaciones de urea variable. Y ese lote tenía anteriormente un voleo variable también de fósforo. O sea que se hicieron unas cinco aplicaciones variables, todas en un mismo cultivo. Tal vez con trigo, iríamos con siembra con semilla fija, porque no te cambiaría tanto el esquema y sí lo haría ir con el paquete de fertilización variable. En trigo, con el máximo de posibilidades variables y un lote que se presta, hemos tenido más de 25 dólares de ahorro.

– Igualmente en trigo y soja también hay un ahorro que justifica el manejo variable

– ¡Ni hablar! Mencionamos este valor porque es claro y atractivo para el cliente. En realidad, lo que reflejan estos 40 o 25 dólares es la eficiencia que estamos teniendo con el uso de los insumos. Cuando veo estos 40 dólares (tal vez porque no es mío el campo y no es mía la plata), pienso “con este campo fuimos muy eficientes en el uso de los insumos”. Lo veo más por ahí y creo que eso es lo más valioso, más allá del dinero: que estamos poniendo los insumos en el ambiente donde los tenemos que poner. Es una forma de usar los recursos de forma mucho más eficiente y el cliente en este caso lo ve porque la plataforma es muy amigable. Nosotros le vemos un crecimiento exponencial y que no tiene tope.

– ¿Por qué crees que algunos clientes primero se resisten a usar la herramienta y luego se deciden a hacerlo?

– Creo que hay dos factores. Tal vez nosotros, cuando se la presentamos no teníamos los conceptos como para hacerlo bien y eso le generó al cliente alguna disconformidad. Y hoy en día, es un ejercicio que está muy aceitado. Entonces los clientes ven todo tan incorporado que se sienten cómodos y no sienten inseguridad. Y otra cosa que me parece que está pasando es que la gente de edad más alta, que cree que el agro es pala y ensuciarse y no entiende que se puede hacer agro con una computadora, ve que los vecinos o los mismos amigos están incorporando nuevas tecnologías. Junto con esto, están viendo que los rindes y la eficiencia de los insumos son mucho mayores. Y que es fácil también. Porque muchas veces decimos “vamos a hacer una siembra variable” y te dicen “no, para qué me voy a complicar con eso”. Y en realidad, nuestro cliente solamente nos tiene que decir que sí y nosotros nos hacemos cargo de todo lo otro.

– Para el cliente no es difícil porque no necesita ser experto en tecnología, sólo debe darle el visto bueno al asesor

– Tal cual, cuando se da cuenta de eso y ve que sólo es darnos la derecha y que nosotros le metemos para adelante y nos hacemos cargo de todo, y que además tienen un beneficio… Cuando se da cuenta de eso, le cambia el chip, por así decirlo, y nos da vía libre. No hemos tenido ningún caso en el que nos hayan dicho “bueno, pruebo y al año que viene veo” y que al año siguiente dijeran “no nos gustó”. Tenemos campos donde hicimos la prueba en 20 hectáreas y hoy en día están en el 100 %. En todos los campos donde hacemos agricultura de precisión, estamos en el 100 %. Una vez que prueban, van a fondo.

 

Fuente: https://www.auravant.com/blog/testimonios_auravant/hasta-40-dolares-por-hectarea-ahorro-en-semilla-y-fertilizacion-con-auravant/


26 mayo, 2021
asesoragro-ensayo.png

Ensayo: Asesoragro Localidad: Vedia

El ensayo se llevó a cabo en un lote con antecesor soja  

Se utilizó como terápico de semillas: metiltiofanato 23% + Azoxistrobina 2% + fipronil 12% + tiametoxan 18%. en una superficie  de aproximadamente de 7 hectáreas. En parcelas con la misma cantidad de has se utilizó Difenoconazole 3,7% + Imidacloprid 0,6%   y  misma superficie como TESTIGO sin curasemilla – insecticida.

Observaciones: En cuanto al monitoreo previo de insectos de suelo enfocándonos principalmente en Diloboderus abderus debido a su importancia como consumidores de raíces en el cultivo de trigo observamos 6 individuos /m2.

Tratamientos:

  • Tratamiento 1 : metiltiofanato 23% + Azoxistrobina 2% + fipronil 12% + tiametoxan 

18%. : 350 cc/100 kg de semilla

  • Tratamiento 2 :  Difenoconazole 3,7% + Imidacloprid 0,6% : 400 cc/100 kg de semilla
  • Tratamiento 3: Sin curasemilla – insecticida

Datos

  • Lugar: Vedia, Provincia de Buenos Aires
  • Fecha de siembra: 19/05/2021
  • Cultivo: Trigo 2021
  • Tipo de suelo: Franco Arenoso
  • Variedad de Trigo: B – 620
  • PG: 97%
  • PMG: 43,2 gramos
  • Cultivo antecesor: Soja 1era
  • Fertilizante utilizado: 130 kg/ha de MAP en la línea.
  • Sembradora: CELE

Abrir chat
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?